TODO PUEDE SER...O NO

TODO PUEDE SER...O NO

¿Inmuebles o dinero?...eterna pregunta

     Como en la vida misma, todo puede suceder, dos amigos hablan tomando un café, con una relación entre ambos de amistad de muchos años, tras un rato de conversación, uno le dice al otro, "¿Y qué tal la vida? y el otro le contesta:

     "Bien, no puedo quejarme, aunque luchando, con  malos y buenos momentos...un día te levantas y miras a tu alrededor y te encuentras rodeado de personas, cosas, situaciones,etc... que nunca hubieras pensado tener. Empiezas a pensar que la vida te sonríe y que estás pasando por un buen momento, aunque con momentos difíciles. Pero al final, de eso se trata, ¿no? de momentos. No sé qué piensas tú, pero a mi parecer la vida está hecha, al fin y al cabo, de momentos, de todo tipo. La suma de todos tus momentos, buenos y menos buenos, es el resultado de tu vida. Y empiezas a vivir basado en ese momento del presente, y sigues caminando. No hace mucho, como la situación me lo permitió, me empecé a plantear, invertir para mejorar. Mejorar sobre todo la de los míos. Y empecé a valorar, en invertir en una vivienda pensando en el mañana, y buscando los posibles beneficios de la inversión me di cuenta que podía alquilar esa vivienda y seguir con mi vida. Ha pasado un tiempo y me he dado cuenta que aquella inversión que hice, hoy es una realidad. Con la inversión del alquiler me di cuenta que me  ayudó a pagar una pequeña ayuda que necesité y empiezo a valorar que hoy tengo varias propiedades pero que un día empecé a invertir, no con poco miedo, pero hoy te puedo decir que fué una decisión muy acertada, pues aunque yo hoy no lo necesito, el día de mañana es una propiedad que mi próxima generación podrá disfrutar y beneficiarse de la decisión que un día tomé"

     El amigo lo miraba atentamente, y en silencio, pensaba que el tiempo había pasado y que su viejo amigo, lo que había hecho no era una inversión para ser rico, si no había ido labrando el futuro para lo que más quería en el mundo, sus hijos. Con la mirada perdida y el pensamiento en las nubes, le dijo,"... pues yo en los mismos años que tú, pensé solo en mí y en mi mujer, a nuestros hijos tampoco le falta de nada, pero vivimos como nadie, nunca he tenido necesidad de invertir en vivienda, de hecho vivimos de alquiler, prefiero invertir en nuestras vacaciones y nuestros viajes son sagrados, nunca me los perdí. Me compré dos coches, uno para viajar y el otro para la ciudad. Tengo mis buenos ahorros. También tengo dos hijos, pero pienso que ellos se tienen que saber ganarse la vida, y que lo que lleguen a tener tendrá que ser por sus propios méritos. Yo empecé sin nada, porque mis padres no pudieron darme nada y aquí estoy.

     Todas las formas de vida son respetables, todas son válidas, ahí os dejo este comentario para que cada cual decida por cual modo de vida es la que prefiere para si mismo y para los suyos...